Birmania (4): Mandalay

Te invito a leer: “Birmania (4): Mandalay
por Alberto Infante

Entramos en la División de Mandalay y dejamos atrás las tierras rojas de Shan. Nos habíamos puesto en ruta poco antes del alba bordeando el lago Inle por el oeste. Llegamos a Ywama con la primera luz de la mañana y nos paramos a curiosear el mercadillo que se estaba organizando. Había tenderetes de comida y de ropa, video-casetas con filas de hombres esperando para entrar, chicas jóvenes con bidones y bultos sobre la cabeza, carros, carretas, motos y algún que otro autobús destartalado. Y niños. Muchos niños. Aparecían de improviso, correteaban, se paraban en seco a medio metro de nosotros, nos miraban con ojos enormes, se sorbían los mocos y desaparecían luego como por ensalmo. Nada nuevo: una de tantas fronteras entre los mundos rural y urbano, un sitio como cualquier otro para meditar sobre “tradición” y “modernidad”, un ámbito tan incierto y móvil como el significado de esas dos palabras. Sobre todo en un país como Birmania.

[Leer más]

1 comentario en “Birmania (4): Mandalay”

  1. Que bonito es viajar con tus relatos, además hay lugares y hoteles que reconozco…. Increible el gran atasco Yo también pensaba en Cortazar pero vuestra aventura en el «tuc-tuc» es inmejorable… Todo un racimo humano en tres ruedas… ja, ja…. Gracias y sigue escribiendo para las amigas…
    Abrazos,
    Concha.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *