Siempre tú

(Para Pilar)

Te he escrito tanto que ya no más.
Poesía es lo que queda
cuando nada queda
y tan solo se vive, se respira,
se desnuda uno
bajo almendros que saben como sabe tu cuerpo.

Te he escrito tanto tan hondo,
tan de cinco sentidos,
que ya eres piedra, mundo oscuro,
ausencia de ti, mayor presencia.
Y, desde luego, muslos de orquídea,
pechos de nata, espalda y nalgas
de nadadora intensa.

Ya no te escribo más.
Ahora te río, te lloro,
te peleo, te gozo en tu propia ley
que es más tiempo, más pulso,
más vibración primera.

Pues ya no escribo,
te juro que ya no escribo,
y nunca escribiré
cómo nos bebimos el mar de junio,
e hicimos luego luz, y juego,
y tiempo,

en el coagulado espacio
la materia que nos sobrepasa.

Alberto Infante (Diario de ruta, 2006)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *